Carrito 0

Si se encuentran en Nueva York, deben probar al menos 3 de estas hamburguesas

Por Mariagrazia De Luca 

deluca.marymary@gmail.com

Es muy sabido: los neoyorquinos aman con locura las hamburguesas y frecuentan mucho los Burger Restaurantes. Y no estamos hablando de McDonal’ds, sino de muchos otros restaurantes adaptados a todos los bolsillos, donde se pueden comer deliciosas hamburguesas clásicas por pocos dólares (estilo fast food) u otros más chic donde pueden encontrar hamburguesas sofisticadas, originales (y por desgracia, muy caras!), así como también ‘veggie burguers’ para tantos neoyorquinos vegetarianos.

CORNER BISTRO

Dónde: 331 West 4th Street

El legendario restaurante de hamburguesas Corner Bistro de Nueva York es el ‘best deal’: excelente calidad a precios muy accesibles. La Time Out Magazine lo definió como “The last bohemian bar in Greenwich Village”, situado en la ‘corner’, esquina entre la 4th Street y Jane Street. Es un restaurante conformado por dos salas con decoración minimalista. Una vez se entra, hay un gran bar con bastantes licores y cervezas de barril. El salón contiguo es espartano, con sillas y mesas tipo Diner restaurant. No esperen encontrar cubiertos, vasos u otras cosas refinadas: el estilo no es rebuscado. La lista de hamburguesas y cervezas se encuentra en un tablero en la pared. La hamburguesa será servida en un plato de cartón, y a primera vista puede que les parezca pequeña, pero… una vez que le hayan dado el primer mordisco cambiarán de idea. Una sensación única de gozosa llenura exaltará sus papilas gustativas. Acompáñenla con una Stella Artois de barril, y pidan una porción de patatas fritas: créanme, no tendrán necesidad de nada más. Recomendada la hamburguesa que lleva el nombre del restaurante: Bistro Burguer, con tocino crujiente, queso americano, cebolla, tomate y rodajas de pepino ($9.75). Y mientras disfrutan de su Bistro Burguer, pueden seleccionar del jukebox una canción adecuada para el momento: ¿qué me dicen de una canción de Johnny Cash o de Patsy Cline?

Piero Armenti comenta: “Ya que estamos aquí, demos una vuelta por West Village. Podríamos ir a ver un espectáculo de Jazz en Village Vanguard, o divertirnos jugando ping pong en el Fat Cat.”

SHAKE SHACK

 

Dónde: 366 Columbus Ave – 154 E 86th St – 691 8th Ave – Grand Central Terminal – Madison Square Park – 215 Murray St – JFK International Airport Terminal 4 Gate B23 & B37.

Mi lugar preferido de Shake Shack Burger restaurant es el de Madison Square Park: ahí uno se puede sentar en las mesitas del parque, y disfrutar la hamburguesa con una cerveza helada rodeados de rascacielos, y sobre todo, en compañía del Empire y del Flatiron. Nada mal ¿eh? ¡Y sobre todo si es verano! También hay un parque de juegos para niños y un parqueo para los carritos de las familias con niños pequeños. Los Shake Sack de Times Square y del Upper West Side son para una clientela diferente, más del estilo fast food y las filas también son más rápidas. Las papas fritas en forma de zigzag, súper crocantes son las mejores que he comido en mi vida: la única advertencia… ¡tengan cuidado con la dependencia! En Shake Shack tienen una manera original para avisar que la comida está lista: el telecomando que les dan cuando pagan en la caja, empezará a vibrar y se encenderán unas luces de manera intermitente para avisarles que ¡su hamburguesa finalmente esta lista!

Si tienen un amigo de cuatro patas, en Shake Shack también encuentran un menú para él: galletas con crema de maní y crema de vainilla para los perros. ¡Toda la familia feliz en Shake Shack!

Piero Armenti comenta: “Cerca a nuestra sede 324W 47th hay un fantástico Shake Shack, justo sobre la 8th Avenue. Una hamburguesa doble con papas es un acto de devoción hacia la cocina americana.”

FIVE GUYS

Dónde: 2847 Broadway – 43 W 55th St – 36 W 48th St – 253 W 42nd St – 2100 88th St – 690 3rd Ave – 343 7th Ave – 296 Bleecker St – 56 W 14th St

La noche de Halloween había en Five Guys del West Village una fila que llegaba fuera del restaurante. El asistente les preguntaba a todos los zombis, vampiros, y monstruos de varios tipos que estaban haciendo fila en la caja: ¿cuáles y cuántos ‘topping’ (guarniciones) quieres para tu hamburguesa? En Five Guys hay 250.000 maneras de personalizar tu hamburguesa. De hecho, en una hamburguesa clásica ($7.72) puedes poner todos los topping que quieras de manera ilimitada: mayonesa, lechuga, pepinos, tomates, cebolla, jalapeño, etc.  El personal de Five Guys siempre dice que los ingredientes son siempre ‘fresh’. Pruébenlos para que nos crean. En el sitio web pueden calcular para cada hamburguesa de manera detallada toda la información (sodio, proteína, azúcares, colesterol y calorías), pero aquí entre nosotros, ¿para qué contar las calorías cuando nuestro paladar está feliz? Para quien quiere algo ligero, está la versión Little Hamburguer. En definitiva, Five Guys Burger restaurant no es de los más ‘fancy’, rebuscados, pero la relación calidad precio es buena, el servicio es rápido y… ¡la hamburguesa sin duda alguna es apetitosa y personalizada! ¿Cuántos topping le pondrán a la suya?

Piero Armenti comenta: “Seamos realistas. El lugar es terrible, pero la hamburguesa es realmente buena. Si deben ir a un fast food, es mejor ir a este que a Burger King.”

FIVE NAPKINS BURGER

Dónde: 630 W 9th Ave – 1325 2th Ave – 150 14th St – 2315 Broadway

Five Napkins está en la categoría de burger restaurants “refinados”, pero también populares: los precios son un poco más altos que los de los fast food, pero aún accesibles. Es perfecto para cuando nos agarra una necesidad irresistible de una old-style hamburger, una hamburguesa como se debe: de vez en cuando nos la podemos permitir, ¿cierto? Un Five Napkins Burger consiste en 10 onzas (0.28 kg) de carne fresca de vacuno, queso suizo, cebollas caramelizadas, salsa de romero.  La Burguer Salad ($17.50) es una variante más saludable de la hamburguesa clásica: lechuga, escarola, tomate, pimientos, judías verdes, cebolla roja, rábano, etc. que acompañan una hamburguesa que puede ser de vacuno, o también de pavo, o ‘veggie’, vegetariana. También el Inside Out es una variante ‘healthy’, saludable en la que la hamburguesa viene envuelta con lechuga y tomates, sin pan. El restaurante Five Napkins burguer es un restaurante de la vieja escuela donde el servicio es excelente y también lo es la calidad. No se olviden del American dessert después de su hamburguesa: un brownie al caramelo, ¡para chuparse los dedos!

Piero Armenti comenta: “Mi preferido es el de la 9th Avenue, porque allí será posible descubrir el fantástico mundo de Hell’s Kitchen, una zona auténticamente neoyorquina.”

BURGER JOINT

Dónde: Le Park Meridien, 119 W 56th St – 33 W 8th St.

Hay una sede “clandestina”  de Burger Joint en el Parker Meridian Hotel y una en el West Village. El restaurant dentro del hotel tiene algo de ‘speakeasy’, un lugar escondido donde desde hace más de una década, la gente (muchos trabajadores) se encuentran para disfrutar de hamburguesas clásicas, en una pequeña sala con las paredes decoradas con posters de películas clásicas. Los precios de los dos restaurantes Burger Joint son prácticamente los mismos, y también el menú. Una hamburguesa simple está sobre los 8.50 dólares, una hamburguesa doble o una quesoburguesa está sobre los 16 dólares, a las que pueden añadir un ‘whole pickle’ es decir un pepino encurtido por un par de dólares extra. Pueden acompañarlas de una Sam Adams o de un Milkshake. Burger Joint es una institución, como son icónicos también sus ingredientes: kétchup Heinz y el pan de la famosa marca Arnold.

Piero Armenti comenta: “Nos encontramos con un lugar único, una experiencia no solo culinaria sino también teatral, porque para llegar, hay que entrar en uno de los hoteles más lujosos de Nueva York. Hablo obviamente del Parker Meridian”.  

RARE BAR & GRILL

Dónde: 303 Lexington Ave – Hilton New York Fashion District 152 W 26th St

 

Es un lugar exclusivo donde pueden comer su hamburguesa: en la terraza bar del Rare Bar & Grill de Chelsea, donde tienen a su disposición una vista de 360 grados sobre los rascacielos más famosos de Nueva York, además de un ‘full bar’ donde sirven cocteles excepcionales por estación. La terraza está abierta todo el año, y en tiempo de invierno es cubierta y con calefacción. El mejor momento para ir a disfrutar de una hamburguesa en Rare es durante la época del Super Bowl: pantallas gigantes transmiten en directo los partidos más amados por los americanos. Para participar en la Super Bowl Party en el Rare, es necesario llenar un contrato en línea, dejando un depósito de 20 dólares, que pierden si cancelan por cualquier motivo. Es importante que prueben el Club Steak Burger ($21): New York Strip con queso cheddar irlandés, tocino crujiente, salsa de curri con aguacate. Y si quieren exagerar, prueben el Burger Master’s Special, una hamburguesa que es creada semanalmente por el chef. ¿Listos para aligerar su billetera? Pero ¿listos sobre todo para apoyar a los New York Giants?

Piero Armenti comenta: “El lugar lo amerita, lo hemos usado como una parada del tour de las terrazas. Tiene una vista fantástica, pero sobre todo se respira el aire de una América verdadera con la TV siempre encendida.”

Minetta Tavern

Dónde: 113 MacDougal St

Ernest Hemingway, Ezra Pound, Dylan Thomas… y muchos otros poetas, escritores, boxeadores y celebridades de todo tipo han frecuentado Minetta Tavern, un restaurante que abrió sus puertas en el lejano 1937. Es un lugar mágico donde se respira la atmósfera de un steakhouse parisino mezclado con el ambiente de una taberna neoyorquina. Es más bien para todos los bolsillos, aunque los precios son en definitiva medios-altos. Pueden pagar un Pino Blanc a $16, o un champagne Krug, Close de Mesnil, 2005 por más de 2,000 dólares. No hay una gran selección de hamburguesas: La Minetta Burger ($24), con queso cheddar y cebolla caramelizada. La Black Label Burguer ($32), con carne de la mejor calidad. El brunch es un buen momento para visitar Minetta Tavern. Tienen una vasta selección de Bloody Mary, del clásico con vodka Tito preparado en casa, el más original Oyster Bloody Mary, con caldo de almejas y ostras.

Piero Armenti comenta: “La hamburguesa es deliciosa, el lugar rezuma de historia neoyorquina por cada poro. Parada obligatoria para los amantes de la literatura.”

BAREBURGER

Dónde: 153 8th Ave – 85th 2th Ave – 155 William St.

Existen sedes de Bareburger “all around the world”: desde Japón, pasando por Canadá y Dubái, hasta Alemania. El primer Bareburguer fue abierto en Astoria en el 2009, un año después abrió en Manhattan, y en los 5 años siguientes ha abierto 18 restaurantes. La filosofía de Bareburguer es: los ingredientes no contienen ni   antibióticos, ni hormonas ni pesticidas. Incluso los animales son criados libres, free-range. Las bebidas son hechas en casa. El diseño del restaurante es simple pero bastante cuidado, la atmósfera es cálida y acogedora, y el menú está hecho en papel reciclado y es irónico y simpático: el logo tiene un cerdo-camarero sobre una bicicleta que lleva los platos. Precios accesibles, de 11 a 14 dólares por las hamburguesas que tienen nombres originales, Wiki Wiki, Hog Wild, El Matador, Fine Quacker. No venden bebidas alcohólicas, pero hay Milkshakes deliciosos: pueden crear su Shake con sus ingredientes preferidos, o pueden escoger el Banana Foster Milkshake o el Hot Honey Milkshake.

Piero Armenti comenta: “¡Prueben la de bisonte!”

J.G. MELON

Dónde: 1291 3rd Avenue – 89 Macdouglas St

El ex alcalde de Nueva York, Bloomerg, definió la hamburguesa de J.G. Melon como “the best hamburger in the world”, ¡la mejor del mundo entero! J. G. Melon es una verdadera institución en Nueva York también porque escenas de películas del calibre de Kramer Vs. Kramer, con Dustin Huffman y Meryl Streep fueron grabadas ahí. Deben probar la clásica Cheeseburger, sobre los $11, y va acompañada de patatas fritas con cottage. Siempre está lleno de personas del barrio, pero también de turistas curiosos. J.G. Melon tiene una atmósfera tranquila y cómoda. Abrió sus puertas por primera vez en 1972 en el Upper East Side, y toma su nombre de los fundadores: “J” por Jack O’Neil y “G” por George Mourges. ¿Y Melon? El restaurante está lleno de decoraciones con forma de sandía y esta es su singularidad. El restaurante es ‘only cash’ y no tienen un sitio web. Visiten menupages.com para consultar el menú y los precios. Cuentan con una vasta oferta de cervezas y de postres.

Piero Armenti comenta: “Una parada obligatoria para los amantes de la hamburguesa. Probablemente es una de las mejores de la ciudad.”

Umami Burger

Dónde: 432 Ave of Americas – 225 Liberty St

“Umami” es un receptor del sentido del gusto, llamado el 5th Taste, el quinto gusto, y que en japonés significa “delicioso”. ¿Cuál es el ingrediente misterioso que hace que las personas deseen ardientemente comer hamburguesas? Fue la pregunta que se hizo el cocinero fundador de Umami Burger, Adam Flaisschman. ¡Umami es la solución! Adam pensó cada hamburguesa en función de amplificar el umami, escogiendo ingredientes apropiados con este objetivo específico (¡una ciencia culinaria verdadera y propia!), y así volverlas especialmente apetitosas: ¡un disfrute al paladar! Tienen que probar la Umami Burger: carne vacuna de primera calidad, con parmesano, champiñones shiitake, cebolla caramelizada, tomates asados y kétchup umami. Los apasionados de las patatas fritas estarán felices de saber que en Umami encontrarán una variedad increíble: fina y sutil, o con trufas, patatas fritas dulces, con tocino. La hamburguesa de Umami tiene la particularidad de tener una U impresa en el pan. ¡Es inconfundible!

Piero Armenti comenta: “Estamos hablando de una de las últimas tendencias de la que todo el mundo habla en Nueva York. Es el siguiente nivel en la cocina, donde la hamburguesa se renueva y toma caminos inexplorados. A nuestros países llegará en unos veinte años, tal vez. Entonces, ¿por qué esperar?



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario