Mi Viaje a Nueva York 0

7 perlas escondidas de Nueva York

Nueva York tiene tantas cosas juntas que es realmente difícil descubrirlas todas, incluso después de años y ni en 15 días descubrirías todos sus rincones ocultos de una manera sencilla. Obviamente, estoy seguro de que podrás visitar las principales atracciones de la Gran Manzana, especialmente si reservas uno de nuestros tours, como el Tour de Contrastes: Bronx, Queens y Brooklyn o el Rooftop Tour para descubrir las mejores terrazas panorámicas y admirar NY desde ángulos completamente diferentes.  

Pero hay algunos lugares que nadie te mencionará y que son menos transitados por los turistas. ¿Merecen una visita? En mi opinión, sí, siempre y cuando tengas un poco más de tiempo para organizarte mejor.

Entonces descubramos rápidamente estos 7 lugares "diferentes" y "secretos" de la gran manzana.  

Governors Island

Ciertamente no es el más secreto, pero es uno de los más hermosos. Es el lugar donde te aconsejo que vayas si estás en Nueva York en verano o en una época de clima templado. Es una isla que se encuentra a poca distancia de Lower Manhattan. Antiguamente era una base militar y hoy es un Monumento Nacional. Es el lugar perfecto para desconectarte del caos de la ciudad.  

Está abierto solo de mayo a octubre (de 10:00 a.m. a 6:00 p.m., fines de semana hasta las 7:00 p.m.).  

Es un oasis para relajarse sin automóvil, perfecto para un picnic y es uno de los mejores lugares para admirar las vistas del Lower Manhattan y de la Estatua de la Libertad. Entre otras cosas, es un lugar muy instagrameable, así que: ¡smartphone listo! 

Alberga muchos eventos al aire libre y hay muchas hamacas... así que, como te dije, es el lugar perfecto para desconectarte.  

Para llegar deberás tomar el barco en Battery Park que cuesta solo $2 y en unos minutos llegarás a este oasis. Los fines de semana, hasta las 11:30 horas, el barco es gratuito.  

Irish Hunger Memorial 

También este lugar es realmente perfecto para descansar y relajarse. Siempre cerca de Battery Park y rodeado de vegetación, es un monumento que recuerda una página triste en la historia de Irlanda: la gran hambruna de 1845. Una hambruna debida a una bacteria (un hongo) que destruyó todas las plantaciones de papa. 

Un lugar importante para Nueva York porque casi 1 millón de habitantes de la Gran Manzana tiene orígenes irlandeses. Hoy también es un memorial sobre temas relacionados con la inmigración y el hambre en el mundo (no solo irlandeses).  

Desde aquí, entre el verde y la calma, se puede admirar la Estatua de la Libertad y Ellis Island. Después de la puesta del sol, te sentirás abrumado por las hermosas luces que crearán un ambiente único

Está abierto todos los días de 8:00 a.m. a 6:45 p.m. (de mayo a octubre hasta las 9 p.m.) y el acceso es gratuito.  

Roosevel Island 

Esta otra isla, poco conocida por los turistas, ofrece una forma única de llegar: el teleférico.

De unos 3 km de largo, se encuentra en el East River y en media hora podrás recorrerla completamente a pie. Como dijimos, es posible llegar en teleférico o también en metro. Obviamente, la primera opción te permitirá ver Manhattan desde una perspectiva diferente. En este caso, el teleférico es el Roosevelt Island Tramway (que se encuentra entre la 59th Street y la 2nd Avenue).  

Si optas en cambio por el metro, la línea es la F Sixth Avenue Local, parada Roosevelt Island.  

A pesar del tamaño de la isla, se pueden admirar: 

  • El parque en memoria del presidente Roosevelt, donde pronunció el discurso de las cuatro libertades. El Four Freedoms Park es reciente (fue inaugurado en 2012);

  • Las ruinas del Smallpox Hospital: un hospital decadente de 1856, muy bonito para tomarle algunas fotos y hacer un viaje al pasado;
  • Chapel of the Good Shepherd: una iglesia de 1888, ubicada en el centro de la isla (en el número 543 en Main Street);
  • El faro de piedra: construido en 1872, funcionó hasta 1940 y, obviamente, se utilizó para que los barcos se orientaran. Hoy es un área perfecta para hacer un picnic y tomar algunas fotos que tendrán un gran efecto;
  • The Octagon: es un edificio antiguo, hoy en día una residencia de lujo, inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Un edificio de cinco pisos realmente encantador. 

En Roosevelt Island también puedes comer: encontrarás algunas trattorias italianas, restaurantes multiétnicos y Starbucks. En resumen, ¡no estarás ayunando!

El Muro de Berlín

¿El Muro de Berlín? También puedes encontrarlo en Nueva York. No es una forma de decirlo, ni siquiera es la "estafa" habitual, sino que realmente es el Muro de Berlín. En 1989, algunas piezas del muro se subastaron y... 5 piezas terminaron en Nueva York. 

¿Dónde se encuentran? Encontrarás un mapa completo en viewing.nyc. Te recomiendo el de Midtown (en Madison Avenue, a una cuadra del MOMA) y el que se encuentra en Battery Park (específicamente en Kowsky Plaza). 

Otra se encuentra fuera del edificio de las Naciones Unidas y tiene una gran importancia simbólica, ya que tiene la frase "trophy of civil rights". 

Old City Hall 

Vidrieras, claraboyas y lámparas de araña. Muros curvos y techos antiguos. No es la descripción de un apartamento sino de un viejo metro abandonado. Cerrado después de tan solo 40 años, en 1904, el City Hall era la última parte del metro y era un espectáculo, de hecho, es un espectáculo porque se puede conocer por medio de visitas guiadas que se organizan en cantidad limitada cada semana.

Un viaje al del pasado, un lugar ligeramente místico donde puedes respirar la verdadera Nueva York del pasado. Una joya ineludible. 

Whispering Gallery

Obviamente, irás a visitar Grand Central Station, la principal estación de trenes de Nueva York. Bueno, pocas personas saben que hay una galería donde es posible (con alguien más) hablar a distancia (en unas esquinas especiales) y susurrar y escucharse mutuamente incluso si se está de espaldas y lejos. Una joya divertida dentro de una de las estaciones de trenes más hermosas del mundo (¡no te la pierdas!) 

Para llegar a ella, solo necesitas ir a la estación Grand Central y entrar... luego averigua y entenderás a dónde ir.  

Pomander Walk

Entre Broadway y West End Avenue, el Pomander Walk está formado por una serie de dieciséis edificios de madera y ladrillo, creados en 1921 por un empresario irlandés llamado Thomas Healy, con el objetivo de replicar una calle irlandesa privada inspirada precisamente en la comedia irlandesa Pomander Walk. Un lugar insólito, que sin duda merece una visita.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario