Carrito 0

Diez pequeñas curiosidades (más una) sobre los neoyorquinos

Costumbres NY Neoyorquinos Nueva York

1) Los neoyorquinos no comen sólo perros calientes y hamburguesas, en realidad los comen cada vez menos. En su lugar, son apasionados de las sopas y las ensaladas. Hay restaurantes que sirven sólo sopas (Hale and Hearty Soup) y ensaladas (Just Salad).

2) A los neoyorquinos no les encanta pasar por Times Square, excepto si van a ver algún espectáculo de Broadway. De la misma manera, prefieren salir de compras a Madison Avenue en lugar de hacerlo en la Fifth Avenue. También porque hay menos turistas.

3) Los neoyorquinos toman el metro por necesidad. No lo aman mucho que digamos porque es sucio, a menudo se retrasa, y de noche funciona pero con pocas frecuencias.

4) A los neoyorquinos les apasiona la cocina. No es cierto que no tengan cultura culinaria, al contrario, conocen una variedad de platos que cualquier otra nacionalidad envidiaría (tallarines, dim sum, dumpling).

5) Los neoyorquinos aman el edificio Empire State porque lo ven siempre, pues está localizado en el centro de Manhattan. Lo buscan con los ojos para recibir inspiración. Sin embargo, nunca ven la Estatua de la Libertad porque se encuentra muy al sur, lejos de la vida citadina.

6) Los neoyorquinos  sólo conocen el barrio donde viven. Si viven en Soho, conocen su barrio aislado y salen muy poco. Y aún más si viven en Manhattan, saben muy poco de Brooklyn o Queens. De igual manera, quien vive en Queens o Brooklyn va muy poco a Manhattan.

7) Quien vive en Manhattan odia salir el sábado, cuando la ciudad se llena de los llamados “Bridge and Tunnel”. ¿Quiénes son éstos? En práctica, gente de provincia que para llegar a Manhattan lo hace pasando por los puentes y túneles. Por lo tanto, son patanes.

8) El neoyorquino ama pasar todo el día en compañía de un café. Es una bebida de compañía que se saborea lentamente por la calle, en la taza de cartón. Por el contrario, no le gusta comer caminando. Come haciendo una pausa.

9) Al neoyorquino le gusta beber, por esto la Happy Hour es fundamental en su jornada. Así, bebe a mitad de precio de las 4 de la tarde a las 7 de la noche (hasta las 8 máximo). Sin embargo, no le gusta el aperitivo a la italiana porque no es fanático de comer de gorra (de beber sí).

10) El neoyorquino se siente pobre. Siempre. Aún si gana sumas que lo harían rico en otros lugares.

11) El neoyorquino adora la bicicleta aunque sea peligrosísima, y no es apasionado de la moto, que es un símbolo de estatus en el resto de los Estados Unidos.



Publicación más reciente


Dejar un comentario