Carrito 0

El mercado orgánico de Union Square

por Mariagrazia De Luca

www.mariagraziadeluca.com

A menudo, amigos que están de viaje en la Gran Manzana me han preguntado “¿Dónde puedo comer algo sano?” “Estoy cansado de comer hamburguesas, hot dog, sándwiches de diversos tipos y tampoco puedo permitirme comer en un restaurante todas las noches.” Y bien amigos de Mi Viaje a Nueva York, si ustedes también se están haciendo las mismas preguntas, les aconsejo que se den un paseo por el Greenmarket, el mercado orgánico de Union Square.

El mercado se encuentra abierto cuatro días a la semana (lunes, miércoles, viernes y sábado de las 8 am a las 6 pm), y está localizado en la parte noroccidental del famoso Union Square (entre 15th y 17th Street y Union Square West). Los vendedores provienen del norte del estado de Nueva York, pero también de los campos que limitan con Pennsylvania y nos traen sus productos rigorosamente orgánicos hasta el corazón de la ciudad. Al comprar en el Greenmarket, por una parte, tenemos acceso a productos saludables y por otra, sostenemos el mercado neoyorquino.

Yo personalmente nunca había probado un vino made in New York. Generalmente en los restaurantes y en los “liquor store” venden vinos californianos, franceses, italianos, argentinos y chilenos. Y bien, en el mercado de Union Square pude probar el vino de “Finger lakes”, una región al norte de New York City, que se llama así por la presencia de once pequeños lagos con forma alargada. Después de varias degustaciones de vino que los dos chicos propietarios de Traleaven Wines me ofrecieron, escogí el rosso dulce, muy parecido al fragolino pero más ligero. “Don’t worry”,  me decían como respuesta a mi preocupación de perder la sobriedad en un horario tan de mañana, “ya es más de mediodía. ¡Prueba otro de nuestros vinos neoyorquinos!” Los chicos de Traleaven producen Chardonnay, Riesling, Pinot Noir, Cabernet Franc y otras calidades de vino, y son muy fieles a la palabra “sostenibilidad”.

 

La siguiente parada fue en Beth’s Farm Kitchen,  donde me encontré con Beth, una señora sobre los setenta años, con cabellos blancos recogidos con un pañuelo rojo y de sonrisa contagiosa. Después de haberme preguntado “Where are you from?”, Beth afirma entusiasta “¡Ah, italiana! ¡Muchas gracias! El italiano es el idioma más bello del mundo, yo lo estudié cuando estaba en la universidad… hace muchos años.” La alegre ex estudiante de italiano vende mermeladas hechas en casa de todos los sabores, desde las clásicas de fresa, albaricoque, frambuesa, hasta las más originales como “triple fruit” con pomelo, naranja y limón, o peras con jengibre. Pueden preguntarle los detalles y dejarse aconsejar para escoger la mejor para ustedes… la variedad es muy amplia como para navegar solos y escoger una.

Entre los productos de Beth hay también kétchup, diferentes tipos de salsas, picantes como “Cherry Bomb Hot Sauce”, y también un producto llamado “Chutney”, un condimento para el arroz y la carne preparado con frutas y verduras locales, pero condimentado con especias provenientes de todo el mundo. El chutney se utiliza sobre todo en la cocina Surasiática, pero en la cocina de Beth encuentra una fórmula creativa muy “estadounidense” abierta a lo internacional de los sabores.

 

Los chiles de Christian 

A los vendedores del Greenmarket de Union Square les gusta conversar con la gente que visita el mercado. Christian tiene un puesto en el que vende verduras, con una amplia variedad de chiles. Me causa curiosidad uno llamado “dried ghost chiles”. “Se llama así porque una vez que lo comes, ¡te mueres!” me confía Christian de Eckerton Hill Farm. Nos echamos a reír, contagiando también a los vendedores vecinos.  

 

Queso de cabra en todas sus variedades

Otro puesto está dedicado completamente al “goat cheese”, el queso de cabra. Para Lynnhaven Dairygoats “is all about goats”, y les aseguro que las creaciones culinarias a base de queso de cabra que este puesto propone van más allá de cualquier imaginación de sabores: desde el pesto hasta el pimiento con chocolate a la parrilla. Las cabras de Lynnhaven han ganado también premios por su calidad.

 

 

Productos provenientes de la Nueva York salvaje

No todos lo saben, pero a menos de dos horas en carro de Manhattan en dirección norte, se tiene la oportunidad llegar a lugares salvajes, donde los pequeños pueblos están aislados unos de los otros, con osos pardos que deambulan por la montaña, acercándose también a los lugares poblados (los contenedores están protegidos con cadenas para evitar que los animales glotones que abundan en el área registren dentro). Deep Mountain Maple, en el corazón de Vermont, produce de manera sostenible (wood-fired, cocinado en horno de leña) desde hace más de 25 años, el “syrup”, el jarabe producido con el “maple”, es decir, de los árboles de arce que pueblan las montañas de los alrededores de Nueva York.

Patatas fritas orgánicas

En el mercado de Union Squre, también las patatas fritas son “organic”.

 

Mieles preparadas en las terrazas y balcones de Nueva York

Con una experiencia de más de 130 años en el sector, la compañía Andrew’s Honey,  es famosa por la miel local. Y local significa, literalmente, que la miel se produce en la misma ciudad de Nueva York. ¿No es increíble que en los “rooftop” de algunos edificios de Nueva York se produzca miel?

Fruta, verdura y orejas de cerdo 

Junto a la fruta y verdura proveniente de los campos del estado de Nueva York, un puesto de “carnicería” vende productos “orgánicos” poco comunes…

Orejas de cerdo, huevos de avestruz, galletas de avestruz para perros, son sólo algunos de los productos que pueden encontrar en el mercado de Union Square.

 

Pan sin gluten y pasta hecha en casa

En el Greenmarket encontrarán pan casero a precios accesibles y una amplia variedad de productos “gluten free”, pero también fettuccine hechos en casa.

Los fettuccine caseros están expuestos junto a los “tamales”, plato típico mexicano preparado a base de harina de maíz, relleno de carne, vegetales, chile y envuelto con hojas de plátano u otras plantas.

 

Vinos neoyorquinos inspirados en antiguas recetas francesas

Tuve la oportunidad de conversar con el productor de vino Patrice DeMay, quien emigró con su familia desde Francia hacia Estados Unidos en los años 70 y es el fundador de Chateau Rinaissance Wine Cellar.  Los vinos (pero también el aceite, el vinagre…) que son producidos por la empresa de Patrice, siguen recetas francesas que datan de hace 400 años. La especialidad es el Champagne de New York State, producido cuidadosamente, botella por botella, siguiendo una antigua receta llamada “Method Champenoise” del valle del Loira. El resultado es uno de los vinos más valiosos y originales del mundo, made in New York.

Los camarones más frescos de Nueva York 

Un puesto administrado por dos chicas, en la mitad del Greenmarket de Union Square, vende los camarones más fresh de Nueva York. De Eco Shrimp Market  ha hablado Vogue y otras revistas, subrayando la sostenibilidad, la frescura y la calidad de los camarones producidos por esta empresa de Newburgh, NY. Eco Shrimp Market se considera una “granja urbana”, que tiene como la filosofía la utilización de espacios urbanos no usados para producir alimentos, reduciendo el impacto ambiental, los gastos de transporte e impulsar la economía local. Claramente la palabra “congelado” no está en el vocabulario de Eco Shrimp Market.

 

Pies, tortas variadas para todos los gustos

No podían hacer falta las tortas para todos los gustos, desde el típico “apple pie” al “pumpkin pie” y muchos más. El Greenmarket de Union Square es el lugar ideal para hacer el Pit Stop durante sus caminatas de exploración de Manhattan.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario