Carrito 0

Diez críticas que escucharán cuando dejen su lugar fijo para probar hacer empresa y cómo responder a ellas

Cosas que les dirán o que pensarán sin decírselos

  • Pero ¿quién te obliga a hacerlo?
  • No, demasiado estrés.
  • Mejor un trabajo fijo.
  • Y si todo sale mal, vas a terminar debajo de un puente.
  • Si fuera una buena idea, alguien más lo habría hecho ya. ¿No?
  • No lo sé, no me convence.
  • ¿Pero no sería mejor que trabajaras como abogado si para eso fuiste a la universidad?
  • ¿Pero qué sabes tú de cómo se hace empresa?
  • Déjalo así, no es algo para ti.
  • Pero si no tienes dinero, ¿cómo puedes hacer empresa?

 Las respuestas que deben dar

  • Quisiera probar hacer algo importante en mi vida.
  • Me estresa estar insatisfecho de la mañana a la tarde.
  • Mejor luchar por una idea. Mejor probar cambiar el propio destino.
  • Por lo menos habré probado. Bajo el puente miraré las estrellas y luego volveré a probar.
  • Muchas cosas que son potencialmente exitosas no han sido puestas en práctica todavía.
  • A mí sí. Mi idea es convincente o si no, pongámosla a prueba.
  • Hay millones de abogados. Y además, a mí simplemente no me gusta trabajar de abogado.
  • No sé nada. No hay ningún emprendedor en mi familia. Aprenderé equivocándome.
  • Tal vez tengas razón. Podría fallar. Pero mientras tanto, empezaré a trabajar.
  • Trabajando sobre una idea nueva con los medios que tengo a disposición.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario