Carrito 0

¿Cómo le hago para vivir en Nueva York?

Si buscan consejos prácticos, lean este artículo: https://www.miviajeanuevayork.com/blogs/news/84245636-como-buscar-trabajo-en-nueva-york-mientras-se-encuentran-en-su-pais-de-origen

.........................................................................................................................................................................

Me sé de memoria la pregunta que siempre me hacen. Una y sencilla. ¿Cómo le hago para irme a vivir a Nueva York? Y ¿cómo se da una respuesta a una pregunta de este tipo? ¿Existe un modo infalible, un recorrido único para venir aquí? ¿O hay miles de formas, miles de historias de vida? Quisiera que fuera sencillo decirles: cierren los ojos y ya estarán aquí. Con un trabajo, una casa, amigos. Pero obviamente no es así.

He pensado que llegó el momento de darle una respuesta esta pregunta, a partir de la razón por la cual a un cierto punto nos dan ganas de huir y venir a Nueva York. Han leído bien, huir y no lo digo por casualidad.

La verdad es que ustedes no saben si quieren vivir en Nueva York. Y no lo pueden saber hasta que no estén aquí. Lo que saben, en cambio, es otra cosa. Que están cansados de la ciudad en la que viven, están cansados de su país de origen. Quieren probar algo diferente. Probablemente están insatisfechos con su vida. Las razones podrían ser muchas: una relación que terminó mal, un despido, un recorrido universitario tortuoso. Pero para mí, se pueden sintetizar en una frase única: la vida de provincia es desagradable.

Y sé que lo piensan cuando me preguntan cómo es vivir en Nueva York porque yo también lo pensaba. Cuando eres joven, cuando no te has realizado, cuando tienes miedo del futuro, cuando no logras encontrar tu dimensión, cuando no tienes trabajo, cuando te sientes burlado, la vida de provincia es muy difícil, dura. Sin embargo, la aprecia quien ama locamente su propia tierra, y que son muchos, o quien logra encontrar su propio espacio.

Cuando me preguntan ¿cómo hago para vivir en Nueva York?, simplemente quieren una oportunidad para respirar, eso es todo. Quizás algo más también: la posibilidad de un rescate. Ese rescate que en parte se obtiene ya solo por el hecho de estar en Nueva York, independiente del trabajo que se haga.

Cuando vengan a vivir a Nueva York, personas que casi nunca los saludaban empezarán a escribirles. ¿Y saben por qué? Porque están en Nueva York, en la cosmópolis. Porque han tenido un destello de vida. Y no es obvio tenerlo. Comenzarán a observar de lejos su vida. Recuerden: incluso aquellos que les dicen que aman la provincia y odian Nueva York, tendrán un poco de envidia por ese destello de vida que han logrado.

No se los niego, se los digo inmediatamente sin perder tiempo. Nueva York es una lucha perpetua. Sobre todo al principio se sentirán abrumados por la cantidad de oportunidades de la metrópoli, pero también por las frustraciones, porque quedarse aquí no es fácil. Por la visa, sobre todo porque es difícil de obtener. La visa no es el tema del artículo, pero también les cuento que muchos solo por vivir en Nueva York se casan un poco por amor, un poco por conveniencia, sobre todo quienes son demasiado jóvenes. Otros se quedan sin el permiso, como ilegales. Pero dejemos a un lado la visa por un momento.

El punto es que deben saber muy bien que la metrópoli es una lucha, un campo de batalla. Muchos quieren venir aquí para cambiar su destino. Porque aquí hay trabajo, se respira libertad, gente diferente, menos presiones sociales, y porque al final de cuentas, la única razón por la que la metrópoli es la Metrópoli es que a nadie le importa nada sobre ustedes. ¿Cómo vas vestido? ¿Estás delgado? ¿Estás gordo? ¿Cuándo te casas, qué estudias, por qué no sientas cabeza? Estas preguntas simplemente no existen. Quizás en el fondo simplemente se quiere escapar de la repetitividad de ciertas preguntas, de ciertas personas. Quizás quieren también tomar distancia de su familia.

Entonces, saben que quieren cambiar de vida, huir de la dimensión de la provincia, ir a un lugar en el que podrían descubrir la diversidad y seguir sus propias inclinaciones. Sabiendo todo esto, la pregunta es: pero a la larga, ¿les gustará estar aquí? Vivir en Nueva York. ¿No sucederá que luego de un tiempo, todo aquello que odiaban de la vida de provincia comenzará a hacerles falta un poco? ¿Incluso su familia?

Y aquí es necesario, y es importante hacerlo, dar una respuesta auténtica. Y en realidad, no existe una verdadera respuesta para esta pregunta.

La vida es muchas cosas, no es solo el lugar donde vives. Y cada uno puede contar una historia propia. Suya en el sentido que se la construyó solo con las opciones, los sufrimientos, los tragos amargos, las victorias. Hay entonces quienes después de un tiempo vuelven a su lugar de origen y quienes se quedan aquí para siempre. ¿Y saben qué es lo bello? Que todos tienen razón. No puedo dar una sugerencia universal. Pónganse en mis zapatos. Cuando veo a un amigo insatisfecho que quiere irse de Nueva York, ¿qué debería decirle? ¿Resiste un poco más porque los esfuerzos tendrán su recompensa? ¿Pero y si después de haber resistido un poco más nada cambió?

Una pregunta que me hacen a menudo es cuánto tiempo se necesita para ambientarse en Nueva York. A mí me bastaron cinco minutos, otros quizás no lo lograrán en una vida. Hay quien se crea un microcosmos étnico, hecho de amigos de su misma nacionalidad, hay quien escoge la vida cosmopolita de las amistades por intereses y afinidad. Tómenlo en cuenta: se trata de un terreno resbaladizo donde se corre el riesgo de ser mal entendido. Pero el punto está en que todos tienen razón. En la metrópoli cada uno hace lo que quiere.

Pero puedo decirles dos cosas en general. Más bien, dos más una. La primera. Quien se realiza en Nueva York, difícilmente se va. Y para realizarse no me refiero a nivel económico, aunque es importante. No se trata solo de hacer dinero o de tener éxito. Es verdad que es una ciudad que empuja a la codicia, pero también es muy comprensiva en relación con los fracasos de la vida. Todos han caído y se han vuelto a levantar muchas veces. Con los años se cambia, cambian nuestros intereses. No sé si dentro de diez años escribiré las mismas cosas que escribo hoy. Pero para estar bien en Nueva York es necesario encontrar el propio equilibrio emocional, para que ante la idea de dejar Nueva York, uno se sienta mal. En resumen, se trata de lo siguiente: Nueva York debe volverse tu hogar, punto. Y luego no querrás dejarla.

Segundo. Si no se sienten realizados en Nueva York querrán irse. Sencillo. Y sucede a menudo. No han encontrado su dimensión y se preguntan: “¿Y yo qué estoy haciendo aquí?” También porque recuérdenlo, son extranjeros, están en un país en el que se habla un idioma distinto, están muy lejos de su tierra. Probablemente después de un poco de tiempo pueden decidir regresar, no digo a su provincia, sino quizás a otro lugar de su país. Ya habrán aprendido el inglés y podrán hacer algo importante. Muchos se ven obligados a irse por problemas de visa, pero en este artículo no estamos analizando ese tema. Un día les diré qué pienso, pero hoy no es ese día.

Tercero. La vida es imprevisible. Esto explica todo. Mañana se encontrarán con un hombre del que se enamoren y se encontrarán viviendo en Canadá o en Suecia. Al día siguiente les llega una oferta de trabajo en Japón y la tomarán inmediatamente. En resumen, la verdad es que a veces no importa lo que piensen o lo que quieren, simplemente la vida los lleva a donde nunca se han imaginado. Entonces, no tiene sentido preguntarse dónde quiero vivir. Es necesario tener talento para volver cada lugar extranjero el propio hogar.

Luego, existe eso que yo llamo el Limbo de Nueva York. Es decir, aquella dimensión que acumula la mayor parte de las personas que he conocido. No se sienten felices en Nueva York, pero no quieren regresar a su país o ir a otro lugar. Y se quedan así toda la vida, suspendidos como en el limbo de Dante. Quizás eso sea ser un neoyorquino auténtico. El conflicto, el tormento, el quedarse atrapado en una metrópoli sin lograr hacerse una vida de manera auténtica. Se puede ser medio adolescentes y medio adultos para siempre en Nueva York. Pensar en el perfil psicológico de quien se encuentra en esta condición es difícil. Perciben que irse de Nueva York sería una derrota y se quedan aquí porque esperan que algo suceda. Luego pierden las esperanzas: nada sucederá, pero mientras tanto, en Nueva York tienen sus propios hábitos y ganan algo de dinero para vivir. Volver a comenzar en otro lugar no es fácil por lo que se quedan aquí.

Pero entonces, después de todo esto, ¿puedo darles una respuesta a su pregunta sobre cómo hacer para vivir en Nueva York? No, no puedo responderles. Sin embargo, puedo decirles una cosa: será una lucha, una lucha solitaria. Estén preparados.


Publicación más antigua Publicación más reciente


  • Yadira en

    Excelente articulo! No solo en NY sino en cualquier parte del mundo. Empezar una nueva vida, fuera de tu pais requiere de mucha motivacion. Saludos desde Houston, TX😉

  • Maria en

    Hola.. Me encanto él contenido de verdad es él mejor que he leído … A mi me encantaria vivir en NY y estoy consciente de lo difícil que sera .. Me lo imagino pero estoy dispuesta a hacerlos o superarlo .. Claro que una no sabe como es realmente hasta que lo vive .. Pero me encantaria tener esa experiencia .. Saludos..🙂

  • Ivanna en

    Fui de vacaciones para la época navideña. Me enamoré de la ciudad. Muy lindo tu artículo. Y así como pasa en NY también pasa en otras ciudades del mundo. Depende de cada persona. Cuando fui de vacaciones estaba en Argentina viviendo y ahora me encuentro en Irlanda. Siempre es una cuestión de lucha por los trámites de inmigración y adaptación. Saludos

  • paola en

    muy buen Articulo te felicito! me encanto.

  • Linda en

    Hermosa historia!!
    Muy cierto!!
    Tengo un hijo viviendo allá y le encanta!!
    Trabaja para el gobierno en la Madison y vive Long Island City!!
    Está preciosa el área!!
    Así que muy pronto voy a visitarlo por 15 días!! Es mi cuidad favorita de toda la vida!
    Nunca me imaginé que mi hijo viviera algún día en New York!! Mi esposo y yo estamos muy orgullosos de sus logros!!
    Espero tomar un Tour de los tuyos me fascinan soy tu seguidora!



Dejar un comentario