Carrito 0

Edificios históricos de Nueva York más otros extraños.

Por Mariagrazia De Luca 

deluca.marymary@gmail.com

¿Son amantes del medioevo? Entonces dense un paseo por uptown y vayan a visitar los Cloisters, los claustros medievales de estilo francés situados en el Fort Tryon Park. ¿Desean probar el vértigo de subir al rascacielos más alto de los Estados Unidos y el cuarto más alto del planeta? Entonces reserven una visita a la Freedom Tower para gozar de una vista espectacular de 360 grados desde el lugar de Manhattan más cercano a las nubes. Aquí en Nueva York hay un “building” para cada uno de ustedes, bien sea que amen el estilo antiguo o el excéntrico contemporáneo. Y cada edificio tiene una historia propia, única, a menudo increíble y rica de anécdotas. He aquí la primera “exploración arquitectónica” hecha especialmente para ustedes lectores de Mi Viaje a Nueva York…

 

Edificio de estilo clásico

New York Public Library, Schwarzman Building

Dónde: 5th Avenue en la 42nd Street

La colosal estructura en mármol de la sede histórica de la Biblioteca Pública de Nueva York, no es ciertamente la de un edificio que podría uno esperarse encontrar en una ciudad de rascacielos altísimos como lo es Nueva York. Sin embargo, este edificio en estilo Beaux Arts es un lugar mágico y rico en historia. La primera biblioteca pública de Nueva York abre en 1911, y los acoge a la entrada con dos grandes leones guardianes. En los días de sol mucha gente se sienta en las escalinatas de mármol blanco, que reflejan la luz haciendo de este edificio un lugar atemporal. Entren en el vestíbulo con techos altísimos y caminen entre grandes candelabros. Dense una vuelta por la biblioteca, pero no hagan ruido: hay personas estudiando… y respiren el olor de libros antiguos con polvo. Tal vez es sólo imaginación, pero es un lugar misterioso…donde pueden suceder hechizos. Hoy en día hay más de 90 Public Libraries en Nueva York, pero ésta que queda muy cerca de Bryant Park es la principal, un monumento histórico nacional.

 

Edificio artístico

Solomon R. Guggenheim Museum

Dónde: 1071 5th Avenue

En comparación con la increíble arquitectura del edificio, las exposiciones dentro del Museo Guggenheim podrían pasar casi inadvertidas. Sin embargo, estamos hablando entre otras, de obras de Picasso, Chagall, Degas y también Gauguin (si bien el museo no tiene tantas como el Metropolitan o el MoMa). De todas maneras, me ha sucedido que he quedado decepcionada por las exposiciones del museo: ¡el verdadero atractivo artístico del Guggenheim es el edificio en sí mismo! Una vez hayan entrado en la estructura del edificio, que parece una pirámide zigurat invertida (o también una cinta blanca que se envuelve alrededor de un cilindro…) nos encontramos en un espacio circular donde a menudo instalaciones de luces y de colores dejan a los presentes con la boca abierta. Al caminar a través de sus seis pisos circulares, se sentirán desorientados, pues pareciera que se girara sobre sí mismo. El arquitecto Frank Llyod (1867-1969) se atrevió a mucho con la construcción de este edificio extravagante. Pero logró insertar perfectamente su arquitectura insólita entre los rascacielos de Manhattan de modo armónico. Si no tienen tiempo para entrar al Guggenheim, en vista de que la entrada es más bien cara y el verdadero atractivo es la estructura arquitectónica, pueden optar por la visita virtual que ofrece Google y bajar y subir por los 6 pisos sin tener que arreglárselas con la cantidad de turistas.

 

Edificio icónico (y más fotografiado)

Empire State Building

Dónde: 350 5th Avenue

No hay mucho qué decir en relación al Empire más que es simplemente uno de los iconos más famosos de Nueva York, y que parece que también es uno de los edificios más fotografiados del mundo. Pensándolo bien, durante mi primer viaje a Nueva York, no perdí la ocasión de tomarme una foto con el Empire de fondo, tratando tomarla desde abajo para que saliera completo. Ya que se encuentra abierto hasta las 2:00 de la mañana, pueden tener la experiencia de subir hasta el observatorio. Para evitar las larguísimas filas, pueden comprar el billete VIP online. Les costará unos veinte dólares más del precio normal, pero el tiempo vale oro, sobre todo aquí en la Gran manzana. No-waiting ticket para subir hasta el Main Desk, al piso 86 cuesta $65. Si quieren exagerar y subir hasta el último piso, al piso 102 del Top Desk, el billete VIP les cuesta $86. No todos saben que se encuentra disponible un módulo en línea para solicitar que se ilumine la punta del Empire a su gusto. Con “Tower lighting request” pueden escoger el color de la antena, de la parte central, del fondo, etc. Ciertamente, está bien especificado en las cláusulas, el evento que patrocinan de conjunción de la iluminación del Empire no debe ser religioso ni político. Es difícil seleccionar los colores, pero ¿se imaginan el Empire State Building iluminado con colores elegidos por ustedes?

 

El edificio más alto

Freedom Tower. One World Trade Center

 

Dónde: Vesey St.

Si la vista panorámica del Empire no los satisface, y quieren subir más alto todavía, la Freedom Tower es la experiencia para ustedes. Estamos hablando de un rascacielos de 541 metros y 102 pisos, con restaurantes, oficinas y… en lo más alto: el observatorio de Manhattan más privilegiado del mundo, One World Observatory. Hasta lo más alto se llega en apenas 60 segundos, en un ascensor que sube como encima de un misil, y que tiene paredes completamente recubiertas de pantallas sobre las que pueden recorrer la historia (arquitectónica) de Manhattan desde sus orígenes hasta hoy. Y una vez allí… las vistas de Manhattan hoy! Experiencia que deja sin aliento. Para ahorrar, Ticket Family Four Package, $99 por 4 personas. Una pequeña curiosidad: la altura de la torre no es casualidad: 1776 pies. ¿Qué les recuerda esta fecha? Entre los lectores de Mi Viaje a Nueva York que aman la historia, se recordarán que 1776 es el año de la independencia de los Estados Unidos.

 

El edificio más pequeño

75 ½ Bedford Street building

 

Dónde: 75 ½ Bedfort Street.  

Si les propusieran vivir en una casa de apenas 3 metros de largo, ¿aceptarían? Quién sabe. Y si les dijeran que esta casa de tres metros de amplitud se encuentra localizada en Manhattan, en el Greenwich Village, y tiene un valor de más de 3 millones de dólares? 75 ½ Bedfort Street es una casa tan pequeña que como número cívico no tiene ni siquiera un número entero, sino que tiene la mitad. Fue denominada monumento histórico de Nueva York, y entre los residentes tuvo un nombre célebre, como Cary Grant. En el 2013 fue adquirida por un cierto George Gund IV, hijo de un empresario deportivo por la suma de $3.25 millones… Y bien, ahora ¿aceptarían vivir en una casa, bueno, ½ casa en el Greenwich Village de Manhattan?

 

El edificio sin ventanas

33 Thomas Street building

 

Dónde: 33 Thomas Street

33 Thomas Street es un edificio claustrofóbico también para quien normalmente no le tiene miedo a los espacios cerrados. Estamos hablando del AT&T Long Lines Building, 168 metros de alto en cemento y granito sin ventanas. Caracterizado por un estilo arquitectónico definido como “brutalist”, el 33 de Thomas Street nació como una central telefónica. Un edificio misterioso, construido para resistir hasta dos semanas de una eventual lluvia radioactiva después de una explosión nuclear. En los años 90, a causa de un accidente en el edificio, más de 5 millones de llamadas telefónicas se vieron interrumpidas, causando un corto circuito en varios aeropuertos americanos. Hoy en día el edificio es utilizado como central telefónica y también como un “data center space” altamente seguro. ¿Y por dónde entra el aire? Hay ventiladores en el piso 10 y 29 del edificio que ha sido definido como el de las paredes lisas más largas del mundo.

 

El edificio que se mueve

Hamilton Grange National Memory

 

Dónde: 414 West 141st Street

¿Tienen presente a Alexander Hamilton, el hombre que aparece en el billete de 10 dólares? Sí, él mismo, uno de los padres de los Estados Unidos, vivía en Harlem. Y su casa fue trasladada dos veces. ¿Trasladar una casa? Increíble pero cierto, y así sucedió: es una historia documentada. La primera vez, a finales del siglo XIX Hamilton Grange fue adquirida por la iglesia episcopal de St. Luke, que la desmontó y la volvió a construir en otro sitio no lejano del original, pero traicionando su arquitectura original. Hace pocos años, de nuevo la casa fue puesta en otro lugar. Pero en este caso se utilizó un camión gigante para quitarla de sus cimientos y recolocarla sobre la colina de St. Nicholas Avenue, detrás del City College. El barrio participó sorprendido del evento, aplaudiendo una vez fue completada la empresa colosal. Hoy Hamilton Grange es un museo, una reproducción de cómo era la casa originalmente con objetos auténticos y muchas réplicas. Vale la pena hacer una visita a la casa de Alexander Hamilton… antes de que, no se abe nunca, la vuelvan a cambiar de sitio por tercera vez!

 

El edificio con alas

TWA Flight Center

 

Dónde: JFK Aeroport

Será porque el Trans World Flight Center se encuentra situado en el territorio del aeropuerto, y por lo tanto las alas parecen tener una clase de solidaridad en el respeto a tantos aviones que aterrizan y despegan, sin embargo no se puede negar que la forma de este edificio es única como rara. ¡Un edificio todo curvo que pareciera que está por emprender el vuelo! El TWA fue inaugurado en el JFK en 1962, en los años en que el tráfico aéreo estaba en su época de oro. Después fue cerrados por ‘problemas financieros’ en el 2001 y parece que está prevista una reapertura en el 2018, esta vez como hotel al interior del aeropuerto. El gran proyecto proyecta tener más de 500 habitaciones y un “observatory desk”. Veremos… si antes el TWF no ha emprendido ya el vuelo.

 

Edificio medieval

The Cloisters

 

Dónde: 99 Margaret Corbin Dr.  

 Inserto armoniosamente en el verde Fort Tryon Park, lejano del ruido del tráfico del downtown y de las luces de Times Square, Manhattan se ha quedado retrasada en un pequeño espacio ‘medieval’, los Cloisters, sucursal del Metropolitan Museum. Si por una parte los ‘puritanos’ medievales podrían molestarse por esta arquitectura transportada desde Europa e instalada en modo poco natural en un lugar –la isla de Manhattan- que durante por el largo período correspondiente al medioevo europeo se encontraba poblado por indios americanos, por otra, es necesario reconocer que los Cloisters tienen una atmósfera mística única. Olvidarse de encontrarse en Manhattan por un momento, y creer que se está en algún pueblito francés o italiano fuera del tiempo. Bien, aquí puede suceder. Esto también hace parte de las experiencias increíbles e inesperadas de Nueva York.

 

El edificio de los edificios

Rockefeller Center

Dónde: 45 Rockefeller Plaza

Es seguramente durante la época de navidad que el Rockefeller Center se convierte en un lugar de atracción increíble, con el gran árbol iluminado, la pista de patinaje, los juegos de luces sobre los edificios circundantes. De todas maneras, durante el resto del año, el Rockefeller Center merece una visita. Pueden subir al Top of the Rock, que junto al Empire y a la Freedom Tower es uno de los puntos panorámicos de Manhattan que dejan sin aliento. Pueden hacer shopping en muchas tiendas cercanas al Rockefeller Center, visitar el Metropolitan Museum of Art Store, donde se encuentran ideas para regalos de objetos provenientes de todo el mundo. Y de la tienda de Lego, ¿es necesario hablar?



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario