Carrito 0

15 comidas para convertirse en verdadero neoyorquino

La experiencia neoyorquina debe acompañarse de la degustación de todos platos posibles e imaginables. He aquí una pequeña lista.

1) Pretzel: de origen alemán, se convirtió en una de las bondades típicas de la calle, que se consume rápidamente entre una carrera y la siguiente. Muchos no lo saben, pero a Nueva York llegó una gran migración alemana, lo que justifica el por qué esta especialidad es tan común.

2) Lobster Roll: el sándwich con la langosta del Maine es una de las especialidades neoyorquinas que no pueden faltar en su menú. Tal vez a alguno podría no gustarle el sabor un poco fuerte. Pero yo no soy uno de esos, es por eso que lo aconsejo.

3) Bagel: pan judío que puede rellenarse con lo que se prefiera. A mí me gusta con salmón y queso crema. Pero pueden divertirse creando las combinaciones que su fantasía les sugiera.

4) Burger: ésta es un clásico. Más clásico no se puede. No es buena para la salud, pero es difícil resistirse a una. Acompáñenla de patatas fritas. Of course.

5) Hot Dog: Y aquí esto es pura poesía. Tres son más que suficientes para reemplazar una comida. No hay nada más americano que el hot dog.

6) Steakhouse: Excelente carne estadounidense, cocinada con la maestría de quien tiene en los ojos en los pastos de las planicies americanas, y entre los dedos la sabiduría de saber cocinar a la perfección. Inimitable.

7) Desayuno típico americano: el típico con huevos y panqueques, más muchas cosas incluyendo el tocino, las patatas, las rebanadas de pan. Sirve también como almuerzo. Un almuerzo verdaderamente delicioso. Es un poco pesadito.

8) Pierogi: raviolis rellenos de origen polaco, si los quieren probar deben ir obligatoriamente a Greenpoint.

9) Mac and Cheese: fabuloso plato de pasta de origen estadounidense. Los macarrones con queso son una verdadera filosofía de vida neoyorquina.

10) Pinzas de cangrejo: al principio tenía mis dudas. Luego me enamoré. Mejor que la langosta. En serio.

 

11) Ramen: plato japonés, ahora se ha convertido en una verdadera moda en Nueva York. Una deliciosa sopa que tiene el primer lugar en la categoría de comidas para quien frecuenta Manhattan.

12) Cheesecake: no es una torta, sino una declaración de amor a la vida. Cada vez que termino una, me siento feliz por todo. De Nueva York y de la vida.

13) Cupcake: No es suficiente haber visto Sexo en la Ciudad, para saber que este es el postre neoyorquino que en los últimos años se ha posesionado de los deseos sobre todo de las mujeres!

14) Red Velvet: otra torta no solo de un delicioso sabor, sino que también muy linda, con el rojo vivo que te llega a la boca. Imposible no probarla.

15) Pollo frito: plato típico de la cocina del sur, la famosa cocina del alma (soul), no puede faltar en el menú del neoyorquino. Quizás para el domingo, cuando se va a ver el coro Góspel.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario