Carrito 0

Las iglesias más bellas de Nueva York

 Por Mariagrazia De Luca 

deluca.marymary@gmail.com

¡Nueva York es una ciudad llena de iglesias! Caminando por Manhattan verán tantas torres que no podrán contarlas, de alguna manera se parece a la vista desde una terraza romana, y así tendrán experiencias místicas (y sobre todo artísticas) increíbles. La Edad Media y el estilo gótico, es de lo que más hay en la Gran Manzana: las torres se elevan hacia el cielo, desafiando la altura de los rascacielos. En la mayor parte de los casos, las iglesias tienen varios siglos de antigüedad, y han presenciado la modificación del paisaje citadino, pasando por la modernización y la industrialización. Las iglesias son testimonio de los tiempos coloniales, de una historia, que es más reciente que la del viejo mundo milenario, pero que es igualmente rica en acontecimientos, incidentes, y tantas historias pequeñas que se pueden descubrir y contar… ¿están listos?

ABYSSINIAN BAPTIST CHURCH

Dónde: Harlem, 132 Odell Clark Place, entre Lenox Avenue y Adam Clayton Powell, Jr. Blvd.

Por un tiempo fue casa del reverendo Adam Clayton Powell, que dio nombre a una de las avenidas más famosas de Harlem. Hoy la Abyssinian Church  es la sede de la congregación negra más grande de Nueva York. Fue fundada en 1808 por 12 mujeres y 4 hombres que refutaban la segregación racial que vivían por parte de la otra iglesia Bautista de Nueva York. Si disfrutan el Gospel, el mejor lugar para ir es Abyssinian Church. Los domingos por la mañana existe el riesgo de no poder entrar, la fila es tan larga que es de cuadras enteras. Es preferible el miércoles por la tarde, y no solo porque hay menos turistas. El servicio religioso es menos pomposo, y existe la posibilidad de encontrar lugares más favorables para disfrutar de las voces sublimes de los cantantes del coro Gospel, verdaderamente sobresalientes. El dress code es fundamental. “Señorita, ¿le parece que esta es la manera de presentarse para asistir a un servicio religioso en un lugar sagrado?!?”, el guardián de la iglesia me examinó de la cabeza a los pies. ¿Qué hay de irrespetuoso en mis jeans anónimos, botas marrones y una chaqueta negra invernal? Viéndome en el contexto después, me di cuenta de muchas señoras de rasgos africanos, vestidas de manera muy elegante, con sombreros de ala ancha, faldas, zapatos altos y bastante maquillaje como si estuvieran asistiendo a una gran ceremonia.

SAINT PATRICK

Dónde: Midtown. 15 East 51st Street y 5th Avenue

Situada sobre la 5th Avenue, frente al Rockefeller Center, Saint Patrick es la iglesia que entre todas y desde 1879, el año en que fue fundada, más ha visto transformarse el paisaje en su derredor. Rodeada por algunas de las tiendas más ‘expensive’ del mundo, y de los rascacielos más altos, no parece haber perdido su imponencia, aún si la arquitectura neogótica parece fuera de lugar en un contexto tan urbanizado. Pero estamos en Nueva York, una ciudad llena de contrastes, donde también los extremos se funden en una armonía única en el mundo. Esta iglesia tiene un valor simbólico importante para los neoyorquinos porque fue construida con el dinero de ricos citadinos, pero también con la contribución de miles de pobres inmigrantes, que ayer como hoy pueblan esta Gran Manzana. De hecho, para algunos ‘la historia de la catedral de Saint Patrick de Nueva York es la historia de la ciudad misma’.

Saint Patrick fue el set de una película muy famosa del calibre de The Godfather, El Padrino. Y si son afortunados (y tienen una buena dosis de imaginación), les puede suceder que vean al Hombre Araña subiendo por las torres de la iglesia para liberar a Mary Jane Watson, y dejarla después sana y salva en una terraza de cualquier edificio junto a la catedral.

 SAINT JOHN THE DIVINE

Dónde: Harlem. 1047 Amsterdam Avenue, entre 110th y 113rd Street

Saint John the Divine, la iglesia episcopal de Nueva York iniciada en 1892 es una de las iglesias más grandes del mundo. Por falta de fondos nunca fue concluida su construcción, por lo que tiene el sobrenombre de Saint John the Unifinished (San Juan el Inacabado). Sus torres góticas alcanzan hasta los 70 metros, y su imponente tamaño se extiende a lo largo de una avenida entera. En la iglesia se llevan a cabo muchos conciertos, exposiciones de arte, lectura de poesía, etc. Hallowing Extravaganza es seguramente una de las cosas más originales. Una procesión de diablos, duendes, y otros seres medievales mitológicos y monstruosos se exhiben por el pasillo de la iglesia acompañados de la música del grandioso órgano de la iglesia, mientras se proyecta la película muda El Fantasma de la Ópera (1925).

TRINITY CHURCH

Dónde: Wall Street. 75 Broadway, entre Thames Street y Rector Street

Si son apasionados de la literatura americana, entonces deben hacer una parada en el centro de Manhattan, en la zona de Wall Street, y visitar Trinity Church. Fundada en el tiempo de la ocupación británica, fue la primera iglesia anglicana de Nueva York, reconstruida tres veces en el transcurso de los siglos. En el antiguo cementerio de la iglesia hay una lápida con la inscripción del nombre de Charlotte Temple, célebre protagonista de la novela homónima publicada a finales del siglo XVIII por la escritora americana Susanna Rowson. ¿Cómo es posible que un personaje de ficción esté realmente sepultado en el cementerio de una iglesia? Hace algunos años, el New York Times, publicó un artículo basado en una investigación sobre el asunto para llegar a la raíz de este misterio. Parece que bajo la lápida no se encontró ningún ataúd, pero no en todos los tiempos han puesto a los difuntos en ataúdes. Según algunos, uno de los operarios que trabajaba en la construcción de la iglesia quiso jugar una broma a los ‘fans’ de Charlotte Temple tallando su nombre sobre la lápida. La novela era tan popular en aquellos tiempos que la lápida siempre estaba cubierta de flores y cartas afectuosas para la protagonista.

RIVERSIDE CATHEDRAL

Dónde: Harlem. 490 Riverside Drive, entre 120th y 122nd Street

Tomando la línea 1 del metro y bajándose en la 125th Street, tendrán la posibilidad de admirar desde lo alto, cómo se yerguen de manera colosal los 21 pisos de la torre de Riverside Cathedral entre los edificios de West Harlem. La catedral se encuentra apoyada sobre la colina que da al río Hudson y queda de frente a Nueva Jersey. Fue construida a principios de 1900 sobre el estilo de la iglesia francesa de Chartres del siglo XIII.

El 4 de abril de 1967, Martin Luther King dio en esta catedral un importante discurso público contra la guerra en Vietnam. Además de Luther King, en el curso de los años muchos otros personajes políticos prominentes a nivel internacional han escogido esta sede para dirigirse a las personas, y no solo a los fieles. Entre muchos, Fidel Castro, Nelson Mandela, Cesar Chavez, etc. han estado aquí, en esta catedral que tiene como manifiesto religioso las tres “i”: inter-denominacional, interracial e internacional: una iglesia abierta a todos, sin distinción de ningún tipo de práctica religiosa: una iglesia neoyorquina al 100%!

 MARK’S CHURCH

Dónde: East Village. 131st East 10th Street, entre 3rd y 2nd Avenue.

Si por un lado, St. Mark’s church es la iglesia más antigua de Nueva York, por otro lado es también la más Rock’n’Roll. Construida en el lejano 1650 como capilla familiar del gobernador de New Amsterdam, Petrus Stuyesant, 300 años después fue la primera iglesia donde se tocó una guitarra eléctrica. Era 1971 cuando la estrella de rock Patti Smith se presentaba en St. Mark’s Church. En los años 70, conciertos de rock, lectura de poesía, festivales de baile, etc., fueron acogidos en la iglesia, que era frecuentada por artistas del calibre de Yoko Ono y John Cage. Un lugar histórico y de culto único en el mundo, la iglesia de St. Mark’s.

FORDHAM UNIVERSITY CHURCH

Dónde: Bronx. 441 East Fordham Rd.

Edgar Allan Poe vivía cerca de la Iglesia de Fordham, y parece que el sonido de las campanas de la iglesia del Bronx las que inspiraron su famosa poesía The Bells (1848), Las Campanas. Referencia gótica en medio del Bronx, la iglesia fue terminada en 1845 y hoy es el punto de encuentro para universitarios provenientes de tan diversas culturas y que estudian en la universidad de Fordham.

Quién sabe qué emociones experimentó el famoso escritor americano al escuchar sonando al viento las campanas de la iglesia de Fordham y que se escuchaban alrededor de la catedral y por todas las calles del Bronx, quizás más silenciosas de lo que son hoy…

Por el aire se dilata
alegre campanilleo...
Son las campanas de plata
del trineo...
¡Oh, qué mundo de alegría expresa su melodía!
¡Qué retintín de cristal
en el ambiente glacial! […]  (1848) Edgar Allan Poe

(Traducción de Carlos Arturo Torres)



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario