Carrito 0

¿Han visitado alguna vez el Jazz Club más antiguo de Harlem?

Por Mariagrazia De Luca

deluca.marymary@gmail.com

Era el lejano 1969 cuando Samuel Hargress, Jr., fundó el Paris Blues Jazz Club, en esta misma calle en el número 2021 de Adam Clayton Powell, Jr. Blvd., entre 121st Street y 7th Avenue. Samuel Hargress, o Sam, como lo llaman todos, amigos y visitantes del lugar, es una verdadera y auténtica institución aquí en el vecindario y fuera de él. Estaba aquí en el tiempo de las protestas de los norteamericanos negros a finales de los años 70, también estuvo aquí cuando mataron a Martin Luther King, y vivió los momentos más difíciles del vecindario, cuando era peligroso caminar por las calles de Harlem, y los judíos e italianos, que vivían aquí en aquellos tiempos, empezaron a mudarse más cerca de downtown. Los costos de los arriendos eran muy bajos, y por eso Sam compró este restaurante y comenzó a promover el jazz y a grandes artistas que poblaban el vecindario y la ciudad. Y es increíble, pero aún hoy, nada ha cambiado en el Paris Blues. Sam está siempre aquí, todos los días, entreteniendo a los visitantes y encontrándose con amigos antiguos como nuevos. Un lugar auténtico que los lectores de Mi Viaje a Nueva York amantes del jazz y de la cultura neoyorquina auténtica deberían visitar sin duda.

Sam es un trozo de la historia de Harlem y de la ciudad de Nueva York. Tiene 78 años y desde hace 48 gerencia el que es “the Harlem’s oldest and only live jazz dive since 1969”.

Me excuso por el leve retraso, pero Sam comienza inmediatamente a contarme sobre su local. Emerge un profundo amor y orgullo por este lugar que ha albergado a tantos músicos y personas apasionadas por el jazz.

“Tenemos música en vivo cada noche, con late night sessions que duran hasta las cuatro de la mañana.” Me dice con orgullo. “Esta noche tenemos una band de las nueve a la una, y luego otra hasta las cuatro.”

Le pregunto a Sam quienes son los músicos que tocan en el Paris Blues y qué tan diferente era hace cuarenta años en comparación con la actualidad. “Algunos músicos de los viejos tiempos aún continúan aquí. Algunos ya se han retirado, pero de vez en cuando nos visitan. Algunos hacen un tour y luego, de pronto, regresan a Harlem y vienen a tocar al Paris Jazz.”

¿Cuál es el personaje más importante del Jazz que ha tocado aquí, Sam?” le pregunto con una cierta confianza que se ha instaurado rápidamente entre nosotros.

“¡El personaje más importante del Jazz es mi vecino de casa! Waycliffe Gordon, (https://wycliffegordon.com) vive aquí, sobre esta misma calle. A veces viene aquí al Paris Blues y se sienta en el bar, y luego se une a alguna de mis bandas y comienza a tocar su trombón. Él toca frecuentemente en el Lincoln Center, pero viene también aquí con nosotros porque nos conoce de toda la vida.”

“Sam, ¿cómo era Harlem hace 50 años?”, no estoy en capacidad de recibir el testimonio directo de cómo era este barrio durante las manifestaciones por los derechos de igualdad de los afroamericanos y cómo ha cambiado hasta hoy. Sam y su club son testigos de esto y mucho más.

“El vecindario no era un lugar fácil dónde vivir. El asesinato de Martin Luther King, la gente salía a la calle a manifestar… Yo he vivido en Nueva York por 55 años. Nací en Alabama, me enrolaron en el ejército por un tiempo. Mi hermano estaba ya aquí, por lo tanto pensé en acompañarlo. Mi hermano me encontró un trabajo, imagínate, justo en este mismo local. Pero era totalmente diferente. Estaba administrado por hebreos y no se tenía música en vivo. Luego Harlem empezó a cambiar rápidamente, no siempre para lo mejor. Entonces la gente se iba de aquí porque era peligroso, pero se podían comprar las casas a poco precio, y eso fue lo que hice yo. Con el alcalde Giuliani las cosas fueron mejorando. Él logró redimensionar el crimen en la ciudad.”

Sam parece ver lo positivo en la “gentrification”. Harlem, en su opinión, es un lugar auténtico aún, y de hecho se mueve mucho dinero y de esto es que se beneficia su negocio.

“Harlem es mucho mejor hoy, sí, nunca había estado así de bien. Para mí la gentrification significa también que muchos turistas, visitantes de todo el mundo vienen aquí. El 60% de los clientes actualmente son turistas. En definitiva, la gentrificación no me molesta, porque significa más dinero para mí.”

Sam nos explica que a pesar de esto, el local se encuentra exactamente igual a como era hace 50 años.

“Yo soy del sur, right? Muy bien, aquí hemos mantenido las mismas costumbres que en Luisiana. Tenemos un free buffet y se come todos juntos.”

Le pregunto cuáles son los planes para el futuro, y esbozando una sonrisa, me comunica que en 3 o 4 años su hijo heredará el club. “Mi hijo lo manejará por otros 40 años, al menos esto es lo que él dice. Pero en lo que concierne a mí, hasta que yo pueda, estaré siempre por aquí.”

“Sam,” pregunto antes de despedirme “¿puedo invitar a los lectores de Mi viaje a Nueva York a venir aquí a Harlem para conocerte y escuchar buena música en tu Jazz Club?”

“Sure! Todos los lunes y martes hay también una barista italiana que trabaja con nosotros.” Y cuando le pregunto cuál es el mejor día para visitar el Paris Blues, Sam me responde sin dudar.

“Tonight!”

Tengo la impresión de que todas las noches son perfectas para visitar el Paris Blues.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario