Carrito 0

St. Mazie en Williamsburg, no se pierdan el Zeberino y las Breakfast Tostadas

Por Nicola Passarotto

nicolapassarotto@gmail.com

Música en vivo por las noches, por lo general jazz y blues, a veces fuerte y emocionante, otras más relajante. Cocteles deliciosos. Interesante variedad de ostras. Happy Hour todas las tardes de las 16 a las 18 horas con una copa de vino a $5, cerveza (Brooklyn Lager) a $6, ostras a $1.50.

Tienen un Supper Club en la planta baja, una cierta clase de “dining room” que es una sala preparada sobre todo para la cena, donde se puede degustar una deliciosa sopa, pero también arroz a la italiana, bruschettas, hamburguesas y sándwiches.

Es difícil poder pensar en un concepto que sea más atractivo y variable del propuesto en St. Mazie, local de dos pisos con el estilo retro perfecto (en un cruce perfecto entre Nueva York y Nueva Orleans) ubicado en el corazón de Williamsburg, vecindario dominante de Brooklyn y al que se puede acceder fácilmente desde Manhattan gracias a la línea L. Williamsburg, conocido también como el “pequeño Berlín”, se ha convertido en el pasado reciente una de las zonas más apetecibles –también a nivel residencial- de Nueva York, gracias sobre todo a su envidiable efervescencia artística y musical, a una copiosa y a veces discutida comunidad “hípster” y por algunos de los clubes nocturnos, bares y restaurantes más de moda de toda la ciudad.

Y justo a pocos centenares de metros de una de las estaciones principales del vecindario – “Lorimer Station” – podrán llegar fácilmente al St. Mazie (entre Grand Street y Marcy Avenue) que los conquistará inmediatamente por su clima relajado y agradable en las noches de inicio de semana y del domingo, y al ambiente extremadamente cautivador e interesante de los jueves, viernes y sábados por la noche. (En la foto un daiquirí).

Las noches de música en vivo tienen todos los estilos locales y del género jazz que hace de género principal, albergando algunos de los tríos o cuartetos más de moda de Nueva York, o también verdaderos y auténticos ensambles internacionales. Pero no es en absoluto raro encontrar también propuestas musicales siempre en vivo de música blues, gypsy y sobre todo flamenco, de manera particular el viernes por la noche. Entre la selección de cocteles, una docena más o menos, deben probar definitivamente el Zeberino ($11, una versión revisada e interesante de la Margarita), el Said & Done ($10 con Vodka, jengibre, limón, jugo de naranja y Reagans, una solución alcohólica amarga de naranja) y el Brown Derby ($10, Bourbon, pomelo exprimido, y algunas gotas de miel). El Brunch –de 12 a 16 horas- el sábado y el domingo representa uno de los momentos importantes en St. Mazie, como para el resto de toda Nueva York.

Entre las especialidades propuestas se encuentra Breakfast Tostadas ($13, con huevos, tortillas de maíz, cilantro y pollo al chipotle desmechado –especialidad mexicana-), el Veggie Hashtag ($10, con huevos, verduras asadas, pan tostado y la posibilidad de agregarle carne de cerdo -$12- o pescado ahumado, $14) y el Breakfast Blt -$13- con huevos escalfados, pan tostado, tocino, guisantes y alioli (una salsa a base de ajo, aceite de oliva y limón). Para el menú de la noche y a mitad de la semana está también el arroz con champiñones, $14, algunos de los platos más solicitados son el Fish Board ($13, una selección de pescado, encurtidos y un pan focaccia hecho en casa) y el Mezze Board ($13, con tarta de queso parmesano, selección de puré de verduras, encurtidos y focaccia).

Para la cena podrán escoger para encontrar refugio, sobre todo en los fines de semana, ir al Supper Club en el piso debajo del bar, porque les proporcionará una atmósfera más relajante en relación al resto del restaurante, pero sin renunciar al brillo de un “long-drink”, ya que el Club tiene un pequeño –“tiny”- bar ideal para un Gin & Tonic o un Ron & Cola.

Dónde: 345 Grand St, Brooklyn



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario